El Beneficio: la clave para evitar perder a tu audiencia en presentaciones

Lo que más falla al hacer presentaciones en publico es olvidar explicar cual es el beneficio para el cliente.  Tendemos a querer explicar con detalle la descripción de nuestros servicios y eso no explica por qué la otra persona tendría que contratarlos o que gana con esa explicación.

El jueves di un curso de cómo dar Presentaciones de Impacto en TV Azteca y les explicaba cómo parece muy sencillo, que cuando conoces muy bien los productos o servicios de tu compañía, o al transmitir una idea sabiendo por qué es buena, muy comúnmente no se logra persuadir a otros a hacia lo que queremos presentar. Si la mecánica describiendo los servicios es tan fácil, por que muchas veces no se logra un resultado positivo y todavía peor, perdemos la oportunidad de regresar a intentarlo otra vez.

A continuación te enlisto algunas sugerencias al presentar para que puedas tener éxito y no perder a tu audiencia al presentar:

 

Haz preguntas: Antes de hacer cualquier tipo de presentación, haz suficientes preguntas para entender qué es lo que realmente necesita tu  audiencia. Así ellos van a escuchar con sus propias palabras lo que es importante para ellos y los pone cómodos para que al final puedas cerrar con éxito.

 

Recuerda que no es personal: Cuando un cliente o prospecto no compra lo que ofreces, ya sea producto, servicio o idea, no es contra ti es cómo describiste el producto.  Analiza si ligaste a los atributos en beneficio real que hay para el cliente.

 

Traduce la información: No des por echo que la persona que te escucha, tiene que entender cuál es el beneficio que hay al describir un producto. En estos tiempos, las personas tienen muchas ocupaciones y si nosotros no los llevamos de la mano hacia el beneficio que van a obtener al hacer una presentación, es muy probable que no lo tengan claro y por eso no te compren la idea.

 

No leas tu presentación:  Si vas a llevar una presentación echa en computadora, no leas las láminas que aparecen en pantalla. Haz una conversación y que las láminas solo sean la imagen que te recuerda lo que tienes que decir. Si lees, pierdes la conexión emocional con tu receptor y puede ser el momento que dejen de engancharse en lo que dices.  Si llevas algo por escrito, no lo entregues hasta el final, que sirva para referencia cuando te vas,  pero evita darlo al principio por que si se ponen a leer, se desligan de lo que están escuchando.

 

Practica y prepárate: Como cada cliente es diferente, el beneficio para cada uno es diferente, analiza antes de ir quién es ese público al que vas a ver, practica lo que tienes que decir y ve preparado inclusive para cualquier eventualidad, puede que te digan que tienes menos tiempo para presentar o que no sirva el proyector.  Cuando estás realmente preparado, eres dueño de la información y puedes guiarla conversación hacía el motivo principal que es vender.

Durante el curso, les compartí muchas herramientas, al principio se ve complicado aplicar tanta información, con la práctica y perfeccionando poco a poco cada una de ellas, seguramente van a lograr impactar a sus clientes. No es mágico, pero es posible, y depende de uno persuadir a la audiencia, así que prepárate, practica y deja huella al transmitir tu mensaje.

 Foto: Dreamstime

 

Share Button

Comments

comments